V/. Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

¡Señor mío, Jesucristo! Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío; por ser Vos quien sois, Bondad infinita, y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón de haberos ofendido; también me pesa porque podéis castigarme con las penas del infierno. Ayudado de vuestra divina gracia propongo firmemente nunca más pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta. Amén.

V/. Señor ábreme los labios,
R/. y mi boca proclamará tu alabanza.
V/. Dios mío, ven en mi auxilio,
R/. Apresúrate Señor a socorrerme.

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén

Al terminar los cinco misterios

- Dios te salve, María, Hija de Dios Padre, llena eres…
- Dios te salve, María, Madre de Dios Hijo, llena eres…
- Dios te salve, María, Esposa de Dios Espíritu Santo, llena eres…