Oraciones

Devocionario

  Santos y beatos

    San Pancracio

SAN PANCRACIO
Mártir, siglo IV
1. ORACIONES


[Estampa de San Pancracio]
  • Festividad: 12 de mayo
  • Nacionalidad: Siria
  • Fecha de muerte: mártir, hacia el año 305
  • Patrón: contra falsos testigos y falsos testimonios, contra perjurio, niños, calambres, espasmos, dolores de cabeza. Ciudades: Albano, Bergen, Giesen, Leyden.


ORACIÓN A SAN PANCRACIO I

Glorioso mártir de Jesucristo, amable protector mío, San Pancracio, ya que el Señor escucha tan favorablemente tus ruegos, ayudando espiritual y temporalmente a los que piden sus gracias por tu intercesión, atiende la petición que, con humilde confianza en la bondad de Dios y apoyado en tu poderoso valimiento, elevo al cielo en mi presente necesidad.

(Aquí hágase la petición que se desea conseguir del Santo.)

Ya que tu grande amor a Dios te animó a ofrecer la vida en testimonio de la fe, obten para mí este mismo amor y esta fortaleza en la práctica y en la confesión de la fe.

Para alcanzar tu continua protección sobre mí y sobre mi familia, te ofrezco ser fiel en el cumplimiento de la ley de Dios y en los deberes de mi estado, y procuraré agradarte con la frecuente recepción de los santos Sacramentos. Sirviendo a Dios y ayudado por ti, espero gozar de tu compañía en el cielo. Amén.



 

ORACIÓN A SAN PANCRACIO II

Oh glorioso San Pancracio que en la hermosa juventud, que tan rica y halagadora se presenta para vos con las promesas del mundo, sin embargo renunciasteis magnánimamente a todo para abrazar la Fe y servir a nuestro Señor Jesucristo con gran ardor de caridad y con profunda humildad, y por El ofrecisteis alegremente vuestra vida con un sublime martirio, escuchad, os suplico, mi plegaria ahora que sois tan poderoso delante de Dios.

Obtenednos una viva fe que nos sirva de luz mientras peregrinamos en este mundo; un ardiente amor a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a nosotros mismos. Alcanzadnos también espíritu de desprendimiento de los bienes de la tierra y desprecio de las vanidades del mundo; y humildad para practicar ejemplarmente la vida cristiana.

Os rogamos igualmente de un modo especial por los jóvenes. Acordaos que sois patrono de la juventud; llevad, por lo tanto, al Señor a todos los jóvenes, convertidos en puros y fervorosamente piadosos por vuestra intercesión. Obtenednos a todos la felicidad del Santo Paraíso. Así sea.

Padrenuestro, Avemaría y Gloria.






SAN PANCRACIO
Mártir, siglo IV
2. NOVENA [1]



   

[San Pancracio. Estampa antigua]
Salud, Paz y Trabajo

Comenzar con el acto de contrición y luego la oración del día que corresponda:

DÍAS
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9
 

DÍA PRIMERO

Nuestro corazón ha sido creado para amar: lo que más tienes que amar es a Dios; más que a todas las personas, más que a todas las riquezas del mundo, y de esta manera te evitarás también muchos desengaños. De esta manera lo hizo San Pancracio, y por eso alcanzó tantos favores de Dios. Pídele de corazón esta gracia; vivirás más tranquilo y alcanzarás su protección en todo lo que necesites. Concluir con la oraciones a la Santísima Trinidad.

DÍA SEGUNDO


Dios permite que amemos a nuestra familia y a otras personas, mientras no sea obstáculo para amar a Dios. Así lo hacía el glorioso San Pancracio, y de esta manera encaminó muchas almas al cielo. Pídele de todo corazón que ames como buenos hermanos a las otras personas, a fin de que amemos más a Dios y obtendremos muchas gracias del glorioso San Pancracio. Concluir con la oraciones a la Santísima Trinidad.

DÍA TERCERO


San Pancracio tenía un corazón tan bueno, que siempre se compadecía de los pobres y desgraciados: por eso logró tantas gracias del cielo; procura tú también imitarlo en estas virtudes, y así lograrás por su intercesión obtener muchas gracias de Dios. Concluir con la oraciones a la Santísima Trinidad.

DÍA CUARTO


El glorioso San Pancracio, no sólo procuró ser bueno, sino que trabajaba para poder guiar otras almas al cielo, y por eso Dios le concedió tanto poder en favor de sus devotos. Procura tú también hacer lo que puedas para propagar esa devoción y procurar que otros vayan por el camino del cielo. Así lograrás muchas gracias, especialmente las que has de menester ahora que haces esta Novena. Concluir con la oraciones a la Santísima Trinidad.

DÍA QUINTO


En el mundo hay muchas personas que por respetos humanos no son buenas, para que no las tengan como fanáticas. Procura que no seas tú de esos: sino que, a imitación de San Pancracio, siempre defiendas la verdad y las cosas buenas. De esta manera lograrás todo lo que necesites por intercesión de San Pancracio, que atenderá siempre a tus ruegos. Concluir con la oraciones a la Santísima Trinidad.

DÍA SEXTO


Una de las cosas que cuesta más a nuestro corazón, es perdonar a los que nos han agraviado. Pídele al glorioso San Pancracio que te alcance esta gracia cuando alguien te haya agraviado, ya que él perdonó hasta a los mismos que le martirizaron, y no dudes que estarás después más tranquilo y conseguirás para ti y para tu familia más de lo que puedas confiar. Concluir con la oraciones a la Santísima Trinidad.

DÍA SÉPTIMO


En este mundo se ha de tener mucha paciencia en todo, pues vienen más contrariedades de los que uno espera. Toma por modelo al glorioso San Pancracio, que en todo se conformaba con la voluntad de Dios, y así logró vivir tranquilo y ser un gran Santo, en medio de muchas penas. Pídele de buen corazón que te ayude y te concederá esta gracia y muchas más. Concluir con la oraciones a la Santísima Trinidad.

DÍA OCTAVO


Así como quieres el retrato de tus padres y otras personas amigas, también conviene que quieras la imagen del glorioso San Pancracio, no dudando que desde el cielo ve cómo te arrodillas ante el altar en que está colocado. Cuanto con mayor fervor lo hagas, más rogará a Dios para que te conceda lo que le pides en esta Novena, tanto para ti, como para las personas de tu familia. Concluir con la oraciones a la Santísima Trinidad.

DÍA NOVENO


Ahora que terminas la Novena, estás animado y tienes más deseos de amar a San Pancracio, y por lo tanto, de hacerte digno de que puedas ir al cielo para hacerle compañía. No dudes que allí te espera, e irás si cumples bien tus obligaciones viviendo como un buen cristiano; logrando ya, desde ahora, su protección en todo, tanto para ti, como para tu familia. Concluir con la oraciones a la Santísima Trinidad.

 

ORACIONES A LA SANTÍSIMA TRINIDAD

Oración al Padre Eterno. Creo, Padre Celestial, todo lo que es de Fe, y con ella quiero vivir y morir; por intercesión de San Pancracio concededme a mi y a mi familia buena salud para cumplir mis obligaciones. Padrenuestro, Avemaría, Gloria.

Oración al Hijo de Dios. ¡Oh! buen Jesús, concededme la virtud de la Esperanza en Vuestras promesas, como lo hizo San Pancracio, que siempre confió en Vuestra Providencia, y así pueda obtener por su intercesión trabajo y don de acierto en las cosas que haya de emprender para atender a mis necesidades y las de mi familia. Padrenuestro, Avemaría, Gloria.

Oración al Espírtu Santo. Concededme la virtud de la Caridad, para amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo por amor a Dios, como lo hacia el glorioso San Pancracio. Por su intercesión confío alcanzar esta gracia y la de verme libre de desgracias y personas mal intencionadas. Padrenuestro, Avemaría, Gloria.

Oración final. ¡Oh! glorioso San Pancracio, os pido me alcancéis las gracias que necesito y especialmente SALUD Y TRABAJO, a fin de que pueda presentarme ante vuestra imagen para daros gracias por los favores recibidos. Así sea.



1. El autor de esta novena es Salvador Mujal, Pbro. Este santo es muy popular en España, al cual se venera sobre todo como auxiliador para obtener trabajo.





SAN PANCRACIO
Mártir, siglo IV
3. TRIDUO



[Estampa italiana de San Pancracio]

Por la señal...

ACTO DE CONTRICIÓN
Mi Dios, tengo un sumo dolor de haberos ofendido, porque sois infinitamente bueno. Detesto todos mis pecados, y propongo fielmente confesarlos, hacer penitencia de ellos y no volver a pecar ayudado de vuestra gracia.

*****

Rezar a continuación durante tres días consecutivos una de las oraciones siguientes, dependiendo de la intención del triduo:

SI EL TRIDUO SE HACE POR DEVOCIÓN AL SANTO

SI EL TRIDUO SE HACE POR LA SALUD DE UN ENFERMO

SI EL TRIDUO SE HACE PARA PEDIR TRABAJO
Glorioso San Pancracio, vos que apenas recibido el bautismo fuisteis ya fervoroso cristiano, dispuesto a dar la vida por la fe, obtenedme del Señor la gracia de vivir como buen cristiano, huyendo de la culpa y cumpliendo la virtud, prefiriendo siempre sufrir cualquier trabajo antes que cometer una acción contraria a la Santa Ley de Dios. Así sea.

A Vos, compasivo Santo, acudo lleno de confianza en la tribulación en que me hallo. Vos bien veis lo que sufro.

Estoy enfermo, (si se pide la salud para otro se dirá: esta enfermo . . ., persona muy querida de mi corazón). A vuestra valiosa protección me acojo y en vos deposito mi confianza, pues estoy seguro de que intercederéis eficazmente ante Jesucristo Señor nuestro, para conseguirme la salud que os pido con toda mi fe, si es para bien del alma y gloria de Dios. Así sea.

A Vos, bendito San Pancracio, que atendéis siempre a los que os invocan con fe, acudo en mi necesidad

Vos bien sabéis las penas que se pasan cuando falta trabajo, y las privaciones y miserias que esto trae consigo. Por esto acudo a Vos. Estoy sin trabajo (si se pide trabajo para otra persona se dirá: Está sin trabajo.. . dígase el nombre). A vuestro amparo me acojo y en Vos pongo mi confianza. Ayúdanos, San Pancracio glorioso, a encontrar trabajo para tener así pan y tranquilidad. Así sea.

     

ORACIONES FINALES PARA TODOS LOS DÍAS

Terminar cada día con: tres Padrenuestros, Avemarías y Glorias, a la Santísima Trinidad para que en honor de San Pancracio nos conceda la gracia que pedimos. Al final de cada oración añadir la invocación: San Pancracio, rogad por nosotros.

*****

ORACIÓN. Glorioso San Pancracio, Vos que en premio de vuestras virtudes y en recompensa del sacrificio de vuestra vida por la fe, gozáis y gozareis por toda la eternidad de la gloria del cielo, haced que yo camine por el sendero de la virtud durante toda mi vida y llegue un día a gozar con vos de la eterna gloria del Paraíso. Así sea.