Oraciones

Devocionario

  Santos y beatos

    San José María Rubio

SAN JOSÉ Mª RUBIO [1]
1864 - 1929
ORACIONES



[Estampa del beato José María Rubio]
San José María Rubio

“Jesús, infunde en el secreto de nuestra alma una fe viva y un espíritu fuerte y comunícanos una centella del fuego de tu amor. Así tendremos la dicha de practicar la vida de oración y cumplir los deseos de tu Corazón Divino, para que podamos vivir con la confianza de que seremos objeto de tus miradas y de que viviremos siempre contigo”.

San José María Rubio

  • Sacerdote jesuita
  • Nacionalidad: española
  • Festividad: 4 de mayo
  • Fecha beatificación: 6 de octubre de 1985 por el Papa Juan Pablo II
  • Fecha canonización: 4 de mayo de 2003 por el Papa Juan Pablo II
   

ORACIÓN

Padre de las misericordias, que hiciste al bienaventurado sacerdote José María Rubio ministro de la reconciliación y padre de los pobres, concédenos que, llenos del mismo espíritu, socorramos a los abandonados y manifestemos a todos tu caridad. Por nuestro Señor Jesucristo, que vive y reina contigo por los siglo de los siglos. Amén.

(Hágase la petición con confianza)

Corazón de Jesús, en ti confío (repetir tres veces)



 

ORACIÓN EN LA SOLEDAD

Señor, hemos creado un mundo global, una ciudad intercomunicada, un laberinto de solitarios. Te confieso que muchas veces me encuentro solo y perdido en medio de esta tupida red.

Tú que diste a José María Rubio la capacidad de consolar a los solitarios y a los tristes, mostrando en Jesús el amor que nunca falla y el amigo que siempre espera, te ruego por su intercesión que me acompañes en el camino, me concedas la alegría de vivir y me señales mi auténtico fin, orientándome entre tantos reclamos y solicitudes. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.



 

ORACIÓN EN LA ENFERMEDAD

Señor, que curaste a los enfermos indicándonos el camino de la salud que dura para siempre, ayuda (me), ayuda a.... en estos momentos de tan intenso dolor y da(me)le, si nos conviene, la salud del alma del cuerpo.

Te lo pido por intercesión de José María Rubio, que tanto visitó, consoló e incluso curó milagrosamente a los enfermos contra todo pronóstico, pues la fuerza de tu gracia corría por sus manos como por canal vacío de sí mismo. Danos siempre, Señor, tu amor y tu curación integral. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén



1. Para más información consultar Padrerubio.com, sitio oficial del P. Rubio. [Volver]