Oraciones

Devocionario

  Santos y beatos

    San Estanislao de Kostka

SAN ESTANISLAO DE KOSTKA
1550 - 1568
ORACIONES



  • Festividad: 13 de noviembre
  • Fecha canonización: 1726
  • Nacionalidad: polaca
  • Patrón: huesos rotos, últimos sacramentos, aspirantes al noviciado.

(Fuente: Patron Saints Index)

[Estampa de San Estanislao de Kostka]

ORACIÓN I

Querido Benjamín de la Iglesia, abrasado serafín de la Compañía de Jesús, cuyo sagrado instituto abrazasteis por orden de la misma Reina de los Ángeles, haciendo para ello en traje de peregrino un largo y penoso viaje. Hermoso Estanislao, en cuyos dichosos brazos descansó el niño Dios, trayéndote milagrosamente la salud y recreándote con su dulcísimo presencia. Ángel en carne humana, a quién repetidas veces los Espíritus angélicos dieron milagrosamente el Pan de los Ángeles. Nobilísimo joven, que niño secular contenías con vuestra modestia a la juventud disoluta, y ya novicio de la Compañía arrastrabais a otros con vuestro noble ejemplo a la más sublime perfección. Tu, cuyo pecho abrigaba tanto fuego de amor divino, que no cesó de abrasaron hasta consumiros, haced, amabilísimo santo mío, que prenda en mi corazón un centella de la llama celestial, que consumiendo mi amor propio, purifique mi espíritu de manera que logre después de este destierro , entregar mi alma en los brazos de María Santísima, y reinar con Vos eternamente en el cielo. Amén.



ORACIÓN II

Ángel de pureza san Estanislao, me gozo contigo del insigne don de inocencia virginal que adornó tu corazón sin mancilla, y te suplico humildemente me obtengas fuerza para resistir a la tentaciones impuras y una vigilancia continua para conseguir la espléndida virtud de la pureza.

Ángel de caridad san Estanislao, me gozo contigo de aquella ardiente llama de amor que conservó siempre elevado y unido a Dios tu corazón puro e inocente, y te suplico humildemente me alcances tal fuego divino que consuma todos los afectos terrenos y me inflame tan sólo el amor celestial.

Ángel de pureza y caridad san Estanislao, me gozo contigo de tu muerte dichosa, originada por el deseo de contemplar a María el día de su asunción al cielo y causada por un ímpetu amor hacia Ella; doy gracias a María por haber querido escuchar tus deseos y te pido, por tu muerte dichosa, que me alcances de la Santísima Virgen una muerte tranquila bajo tu protección.

Oh Dios, que entre las maravillas de tu sabiduría infundiste, aún en la tierna edad, la gracia de una santidad madura; te suplicamos nos concedas que, a ejemplo de san Estanislao, rescatando el tiempo con fervorosa actividad, nos apresuremos para entrar en el descanso eterno. Por Cristo nuestro Señor. Amén.