El Papa Francisco convoca la primera Jornada Mundial de los Abuelos y de los Ancianos que se celebrará el domingo 25 de julio celebrando una Misa en la basílica de San Pedro.

«Los abuelos son olvidados muchas veces» y, de esta forma, «olvidamos esta riqueza de custodiar las raíces y de transmitirlas». Así lo ha asegurado el Papa este domingo tras el rezo del ángelus. Por eso, «he decidido instituir la Jornada Mundial de los Abuelos y de los Ancianos», ha anunciado Francisco.

La jornada, que se celebrará en honor de los abuelos –quienes «nos recuerdan que la vejez es un don y que los ancianos son el anillo de la cadena de las diversas generaciones, para transmitir a los jóvenes la experiencia de vida y de fe»- se celebrará anualmente el cuarto domingo de julio en torno a la memoria litúrgica de los santos Joaquín y Ana, padres de la Virgen María y, por lo tanto, abuelos de Jesús.

Se trata del «primer fruto del Año Familia Amoris Laetitia, un don para toda la Iglesia destinado a permanecer a lo largo de los años», ha explicado en un documento el cardenal Kevin Joseph Farrell, prefecto del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida. Para Farrel, «la pastoral de las personas mayores es una prioridad inaplazable para toda comunidad cristiana».

Fuente: Alfa y Omega