Cargando

Año Jubilar de la Catedral de Burgos

Se inaugurará el próximo 7 de noviembre con la apertura de la Puerta Santa del Perdón de la Catedral, acompañado por las distintas cruces de los Arciprestazgos de la Diócesis y la Eucaristía, y se celebrará durante todo un año (está previsto hasta el 7 de noviembre de 2021) quedando en el centro de este periodo los actos centrales de la conmemoración de los 800 años de la colocación de la primera piedra de la Seo burgalesa.

El arzobispo de Burgos, Fidel Herráez, recordó que el Año Jubilar fue concedido a la diócesis de Burgos por el papa Francisco con motivo del VIII Centenario de la Catedral, y que debido al COVID-19 tuvo que retrasarse ya que estaba previsto su comienzo el pasado 20 de julio. Si bien se congratuló del cambio de fecha ya que coincide con la celebración del Día de la Iglesia Diocesana en todas las diócesis de España.

En este sentido, destacó que se pretende vincular a la diócesis burgalesa con su Catedral para “celebrarnos a nosotros como Iglesia”, dijo. Por eso, incidió en que con la celebración de este Año Jubilar la diócesis pretende alcanzar una serie de objetivos que van desde la renovación cristiana y el redescubrimiento de la fe a fortalecer los lazos de comunión entre parroquias y cristianos y vivir la dimensión festiva, de conversión y de compromiso social. Además, en este año marcado por la crisis sanitaria, agregó, el Año Jubilar supondrá una oportunidad de vivir “en gozo y la alegría, la acción de gracias y la intercesión”.

Con el lema ‘Sois templo de Dios’ la Diócesis burgalesa ha preparado un itinerario jubilar con el fin de que los peregrinos que acudan a la Catedral puedan vivir una auténtica experiencia de conversión. Serán acogidos por cerca de un centenar de voluntarios que se han formado durante el último año.

Así, según explicó miembro de la comisión diocesana para el VIII Centenario, Pilar Alonso, se ha diseñado un recorrido pedagógico, denominado ‘itinerario jubilar’, que se invitará a recorrer individualmente o en grupo, con tres momentos o hitos y con una meta, que es la Catedral de Burgos.