Jesusito de vida

Jesusito de mi vida, eres niño como yo, por eso te quiero tanto y te doy mi corazón.

¡Tómalo! Tuyo es, y mío no.