Virgen de los Gitanos

Información

Otra denominación: María Santísima de las Angustias

Templo: Santuario de Jesús de la Salud y la Virgen de las Angustias

Patrona de: Donantes de órganos

País: España

Historia

Durante los disturbios que siguieron al golpe de Estado de julio de 1936 en Sevilla es incendiada la iglesia de San Román, entonces sede canónica de la Hermandad de los Gitanos, que perdió gran parte su patrimonio, entre el que se hallaba la antigua imagen mariana, obra atribuida a José Montes de Oca. Ante esta situación, la hermandad decidió encargar una nueva imagen, la actual, al escultor José Rodríguez y Fernández-Andes, quien realizó además la imagen del Cristo de los Gitanos, donando la Virgen a la hermandad.

El 15 de marzo de 1937 fue bendecida la nueva imagen en el altar principal de Santa Catalina, en su iglesia de San Román, asistiendo a la ceremonia Maruja Queipo de Llano, hija de Gonzalo Queipo de Llano y Genoveva Martí Tovar, que fue nombrada el 20 de mayo de 1945 con el cargo de camarera de honor de la imagen. En 1938 fue trasladada en andas hasta la parroquia de San Román, ​ y tuvo lugar su primer besamanos. En 1941 le fue cedida una corona de plata, donada por un devoto a la Hermandad de la Esperanza de Triana, y que también lució algunos años María Santísima de la Esperanza Macarena al ceder su corona de oro de 18 quilates al Tesoro Nacional, hasta que la Hermandad de la Esperanza Macarena volvió a recuperarla

Fue restaurada por primera vez en 1957, por el escultor sevillano José Paz Vélez, que además le realizó unas nuevas manos. ​ Desde los años 1970 es camarera de honor de la imagen Cayetana Fitz-James Stuart, XVIII duquesa de Alba, que también lo es de la Esperanza Macarena de Sevilla.

El 25 de marzo de 1972 se realizó una ceremonia en la plaza de San Román, presidida por José María Bueno Monreal, entonces cardenal arzobispo de Sevilla. En la ceremonia se le impuso la actual corona de oro de ley, obra de Manuel Seco Velasco en dicho año, ​ con la que fue coronada canónicamente el 29 de octubre de 1988 en una ceremonia realizada en la catedral de Sevilla por el arzobispo de la ciudad, Carlos Amigo Vallejo.

Sufrió varias intervenciones de poca fortuna y se le volvieron a poner sus primitivas manos, hasta que fue restaurada en profundidad en el año 2004 por Enrique Gutiérrez Carrasquilla, que le realizó un nuevo candelero y eliminó repintes, consiguiendo que quedase en su estado originario.