Nuestra Señora de la Inmaculada Pureza

8 de Mayo

Información

Festividad: 8 de Mayo

Patrona de: patrona de los Teatinos

País: Eslovaquia

Historia

noroeste del pueblo de Stara Lubovna. La villa está habitada por solo unos cientos de personas, casi en su totalidad católicos del rito bizantino -los cuales están en plena comunión con el Papa y con la Iglesia Católica-. Desde el 5 de agosto de 1990 hasta el 6 de agosto de 1995, sobre la montaña Zvir, que está a menos de 4 kilómetros de la villa, la Virgen María se aparecía a dos jovencitas: Ivetka Korcakova y Katka Ceselkova.

Ivetka (nacida en 1978) era la vidente a quien Nuestra Señora solía darle mensajes. La Virgen María habló con ella en sus pensamientos -mediante la voz interior espiritual-. Katka (nacida en 1977), durante las apariciones a partir de abril de 1991, tuvo el papel de testigo; desde esa fecha ella podía ver a Nuestra Señora, pero no podía oírla.

Las apariciones tuvieron lugar sobre el monte Zvir, en el interior de una cabaña, dentro de una pequeña habitación (de 2,8 x 4 m.). Antes de la aparición ambas chicas comenzaban orando, luego la Santa Virgen venía como desde una niebla y generalmente se sentaba en una angosta banca de madera ubicada junto a la pared. Durante las apariciones las chicas han caído en éxtasis. Ellas no prestaban atención a lo que sucedía a su alrededor, y con una suave sonrisa contemplaban la aparición.

 

Hasta el 24 de febrero de 1991 la Virgen María acostumbraba a aparecerse a ambas chicas varias veces en un mes, especialmente los domingos y días de fiesta. Desde el 3 de marzo de 1991 Ella siempre aparecía el domingo siguiente al primer viernes del mes. Durante estas apariciones la Virgen María alentaba a las jóvenes a participar de las celebraciones de la Iglesia. Les pidió que ofrecieran sacrificios junto con el rezo del Rosario en reparación por sus pecados, los pecados de Eslovaquia, y por los los pecados del mundo. Las apariciones en el monte fueron acompañadas por miles de peregrinos.

A unos 100 metros de la cabaña (y de la capilla construida junto a ésta) la Virgen María bendijo un pozo y recomendó beber de esa fuente. De acuerdo con testimonios de muchos testigos y de un sacerdote local -padre Zavacky-, ocurrieron una gran cantidad de recuperaciones milagrosas. Estos casos están registrados e investigados por un comité del obispo.

A pesar de que las apariciones han finalizado, los fieles siguen acudiendo a este lugar particularmente el domingo siguiente al primer viernes de cada mes. Para muchos este sitio llegó a ser un punto de oración, espiritualidad cristiana y paz.